Skip to content

¿Cuánto cuesta una visita al quiropráctico?

27 mayo, 2021

Estimación del estadio de béisbol: 50 a $ 100 por visita

La próxima vez que experimente dolor de espalda, es posible que desee considerar la posibilidad de someterse a un tratamiento quiropráctico. Esta es una forma alternativa de medicina que se basa en la terapia manual, como manipular la columna o los huesos y las articulaciones, para aliviar sus males.

Una tendencia creciente

En el pasado, muchas personas sospechaban de los quiroprácticos y no los contaban como proveedores legítimos de atención médica. Pero hoy en día, existe un creciente cuerpo de investigación que revela que las técnicas quiroprácticas pueden ser una forma eficaz de tratamiento para una serie de afecciones médicas e incluso pueden prevenir la necesidad de cirugía para diversos trastornos musculoesqueléticos.

Los basicos

¿Sabías que el campo de la medicina quiropráctica tiene sus raíces en principios científicos? La idea es que cuando la columna vertebral de una persona se desalinea, lo que puede ocurrir ya sea por un movimiento repetitivo o como resultado de un accidente, su movimiento será limitado y sus nervios espinales también pueden verse afectados. Esta situación puede provocar dolor y dificultar la realización de sus actividades diarias. Aquí es donde un quiropráctico puede mejorar su situación. El quiropráctico utilizará diferentes técnicas para restaurar la ubicación de la columna y también mejorar su función nerviosa.

Los beneficios de la atención quiropráctica también se extienden a su salud y bienestar en general, ya que una serie de condiciones de salud pueden tener su raíz en problemas de columna y de postura. Por lo tanto, abordar estos problemas puede marcar una gran diferencia en cómo se siente en muchos niveles.

Que esperar

Cuando visite a un quiropráctico, puede esperar que realice un examen completo de su postura y columna vertebral. También se pueden usar una variedad de herramientas de evaluación médica, que incluyen radiografías, pruebas de laboratorio y exámenes neurológicos, para evaluar completamente su condición.

Una vez que el quiropráctico determina su diagnóstico, puede utilizar una amplia gama de técnicas de tratamiento. Algunos enfoques comunes incorporan calor, luz, agua, ultrasonido, corrientes eléctricas e incluso acupuntura. Además, también se pueden recomendar cambios en el estilo de vida, como la dieta, el ejercicio y el manejo del estrés.

Qué buscar

Por supuesto, la clave para obtener una buena atención quiropráctica es seleccionar un médico que esté bien capacitado en su campo. Con este fin, los quiroprácticos deben tomar cursos universitarios (a menudo, pero no siempre, se requiere una licenciatura) y aprobar los exámenes de licencia estatales y nacionales. Además, casi todos los estados exigen que los quiroprácticos tomen clases de educación continua de manera continua como parte de sus condiciones de licencia. Para conocer los requisitos para los quiroprácticos en su estado, puede visitar el sitio web de la Federación de Juntas de Licencias Quiroprácticas.

También vale la pena señalar que algunos quiroprácticos trabajan en una práctica general, mientras que otros se enfocan en diversas áreas de especialidad, como lesiones deportivas, pediatría, nutrición y neurología, entre otras.

Encontrar un quiropráctico

Si desea encontrar un quiropráctico que ejerza en su área, puede pedirle una remisión a su médico de atención primaria. También puede pedir recomendaciones a familiares, colegas y amigos. O puede hacer una búsqueda en línea para obtener una lista de quiroprácticos en su vecindario. Existe una variedad de recursos para ayudarlo a encontrar un buen ajuste. Por ejemplo, ChiroWeb.com le permite navegar por las opciones por ubicación, nivel de educación y especialidad. Otros recursos que pueden ayudarlo en su búsqueda incluyen la Asociación Americana de Quiropráctica, la Asociación Internacional de Quiroprácticos y la Alianza Quiropráctica Mundial.

Factores a considerar

Cuando comience el tratamiento quiropráctico, es importante comprender que el precio puede variar según su afección y el método de tratamiento necesario. Por ejemplo, ya sea que necesite suplementos dietéticos, tratamientos de masaje, terapia de calor o acupuntura, esto puede afectar la duración de la sesión quiropráctica, dictar qué tan intensa será y determinar cuánto cuesta al final. El uso de equipos de diagnóstico como ultrasonido o rayos X también puede aumentar el precio de su quiropráctico.

Por último, tenga en cuenta que, si bien la mayoría de los quiroprácticos trabajan en un consultorio médico o en un entorno clínico, hay algunos que están dispuestos a hacer llamadas a domicilio (u oficina). Esta conveniencia puede tener un costo adicional.

Que cuesta

Si bien deberá tener en cuenta estos factores al determinar cuánto gastará en atención quiropráctica, existen algunas pautas generales que pueden ser útiles para darle una idea de cuánto presupuestar para este gasto. En las áreas rurales y en la región del Medio Oeste, los tratamientos quiroprácticos pueden ser menos costosos, mientras que en las grandes ciudades y en las áreas del sur, puede esperar pagar más por los servicios quiroprácticos.

En el extremo inferior, las sesiones de quiropráctica comienzan en el Rango de $ 50, mientras que en el extremo superior, puede esperar gastar $ 100 o más. Además, las visitas por primera vez suelen ser más largas y más profundas, ya que el quiropráctico necesita evaluar su condición, por lo que puede esperar gastar tanto como $ 150 o más para esta sesión de diagnóstico, pero sepa que el precio generalmente bajará a partir de ahí. Además, cualquier prueba especial realizada podría suponer un gasto adicional.

Dicho esto, el costo promedio de una sesión de tratamiento quiropráctico cae en alrededor de $ 65, según una encuesta publicada en la revista Chiropractic Economics. El costo de una sesión de quiropráctica general se incluye generalmente en la manipulación de la columna, los brazos y las manos.

También vale la pena señalar que para las personas que solo necesitan terapia de masaje sin otras técnicas, el costo puede ser un poco menor, dependiendo de la escala de tarifas del propio quiropráctico. Los quiroprácticos generales que operan en clínicas pequeñas o consultorios privados también pueden cobrar un poco menos que aquellos con áreas de especialidad, así como los que trabajan en consultorios grandes o como parte de un grupo médico más amplio.

Asuntos de seguros

La buena noticia es que muchos planes de seguro médico en la actualidad cubren algunas formas de tratamiento quiropráctico para los suscriptores, según la Asociación Americana de Quiropráctica. Esto significa que vale la pena consultar con su proveedor de seguro médico para averiguar exactamente qué, si hay algo, califica bajo su contrato específico. Es posible que deba utilizar un médico que esté aprobado por su plan, o puede tener límites sobre el tipo de servicios que puede obtener.

Sin embargo, si el tratamiento que necesita no es un servicio cubierto, le alegrará saber que la mayoría de las técnicas quiroprácticas al menos califican como un gasto médico deducible de impuestos en estos días.

Un enfoque rentable

Si está interesado en buscar atención quiropráctica pero es escéptico acerca de lo que realmente puede hacer por su salud, puede ser útil saber que muchas encuestas recientes han confirmado los beneficios médicos del tratamiento quiropráctico y también han demostrado su rentabilidad. Los ahorros generalmente se deben a tasas de medicación más bajas y a la necesidad de menos procedimientos quirúrgicos para las personas que prueban este método de tratamiento alternativo en lugar de depender únicamente de la medicina moderna. Sin embargo, además de los ahorros monetarios, aún más importante es el hecho de que muchos pacientes que se someten a cuidados quiroprácticos disfrutan de unas vacaciones del dolor y experimentan una mejor calidad de vida en general todos los días.